El golf como terapia contra la droga

Aclad ofrece a sus usuarios clases en el campo de A Torre para reforzar su lucha contra la droga

El golf como terapia contra la droga        

El deporte puede utilizarse como terapia. Así lo entiende la Asociación Ciudadana de Lucha contra la Droga (Aclad), que cuenta con la colaboración de la Federación Gallega de golf para ofrecer a sus usuarios clases en el campo municipal de A Torre. "Es una forma de crearles una ilusión por algo", expuso el presidente de la Federación, Daniel Fernández.

Algunos usuarios de la unidad de día de Aclad ya han acudido a su primer clase. "Acabamos con agujetas", reconoce uno. A pesar del esfuerzo, les ha gustado y quieren repetir. "Ya estamos apuntados para la siguiente clase", apunta otro, que entiende que el golf ayuda a "concentrarse y olvidarse de otras cosas". La directora de Supera, que gestiona los campos municipales de A Torre, Rosa Barreiro, opina lo mismo y por eso desea que la iniciativa no se detenga en las clases de iniciación. "Queremos hacer grupos y varios niveles. Lo que buscamos es continuidad. Si a una persona le gusta el golf, que continúe formándose y juegue", comentó ayer en las instalaciones de Aclad en A Grela.

Para atraer a estas clases a los usuarios que afrontan problemas de drogadicción, las terapeutas del centro también se están iniciando en la práctica del golf. "Para que experimenten cómo es jugar a este deporte y lo puedan transmitir", apuntó Barreiro.

"Es un deporte idóneo para este colectivo porque requiere un esfuerzo moderado, es al aire libre, supone un reto importante y es adictivo", explicó el presidente de la Federación Gallega de Golf, entidad que ya ha organizado este tipo de actividad para niños y afectados por esclerosis múltiple y daño cerebral adquirido. "Intentamos colaborar en todo lo que implique una integración social", afirmó.

Tanto Daniel Fernández como Rosa Barreiro opinan que practicar golf es "una buena elección" para distraerse y que sirva de antídoto contra las drogas. "Queremos favorecer a las personas afectadas por este grave problema y que se integren en la disciplina, que formen parte del golf", explicaron.

Aclad, la Federación Gallega y Supera, además de ayudar a los usuarios de la asociación que lucha contra la droga, buscan "acabar con el estigma elitista" que rodea al golf. "No solo Donald Trump juega al golf, cualquiera puede. Hay que acabar con ese pensamiento elitista", declaró Daniel Fernández, quien adelantó que no descarta "crear un liga territorial" con otros centros.

Ya que se trata de un deporte "muy mental y que requiere mucha paciencia", según el presidente de la Federación Gallega de golf, podrá ayudar a los usuarios a encontrar una vía de escape. Alguno incluso asegura seguirlo por la televisión y otros reconocen los nombres de Severiano Ballesteros y Sergio García.

Fuente: La Opinión A Coruña

Foto: baúlde/roller agencia

 

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al continuar con su navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.